Los Intelectuales Latinoamericanos y el desprecio por la Ciencia


El diario El País convocó a 109 personalidades de América Latina para que eligieran a los personajes más importantes de la historia de AL en los últimos 200 años. Más allá de los nombres mencionados, de los cuales no cabe duda hicieron contribuciones importantes para América Latina, sorprende que no se haya mencionado a ningún científico (o quizá no debería sorprender). Lo que pone de manifiesto que los intelectuales en AL desprecian la ciencia (algunos prefirieron mencionar incluso a Mafalda, Chespirito, Los Panchos y Cantinflas), o simplemente consideran que ésta tiene poco impacto en el desarrollo de la región. La ciencia sólo aparece coyunturalmente en sus opiniones, sólo cuando ya la situación es irreversible, eso sí, sobresalen siempre las quejas del subdesarrollo eterno y del imperialismo opresor.

En 1958 William S. Stokes publicó el ensayo sobre AL  “The Drag of  the ‘Pensadores'”, cincuenta años después, sus argumentos siguen vigentes, reproduzco sólo algunos fragmentos que me parecen absolutamente ilustrativos y finalmente la lista de El País:

– “Pocos grupos ocupan posiciones tan altas en el continuum de status, prestigio e influencia en la comunidad como los pensadores o intelectuales.  Constituyen un elemento importante, con frecuencia el más importante en las clases medias que gobiernan todos los países de América Latina”

– “El tema central del pensamiento de la gran mayoría de los intelectuales es la creencia de la superioridad de los valores de la cultura hispánica  y la inferioridad de los valores de la cultura de los Estados Unidos”

– “En América Latina ninguna escuela literaria sostiene que la tecnología represente valores que deberían ser adoptados, apreciados y utilizados como medios para un tipo de vida más significativo

– “Por supuesto, novelistas, ensayistas, historiadores y otros pensadores no pudieron ignorar la tecnología en las últimas décadas. (…) Sin embargo, cuando los pensadores hablan de la industrialización o del cambio tecnológico, casi siempre lo hacen en términos teóricos, abstractos o doctrinarios. Están mucho más interesados por la especulación respecto de papel teórico de la tecnología en un amplio contexto cultural, que por la investigación empírica del significado y funcionamiento práctico de la tecnología en cualquiera de los campos en que se necesita con urgencia la introducción de mejoras”

– La metodología y el contenido de la educación -en la época colonial- crearon valores culturales que aún persisten, según Fernando de Azevedo: “Esta tendencia a valorar la cantidad más que la calidad, la erudición más que la cultura, el valor de la elocuencia más que la pasión de las ideas, el “más o menos” en vez de la exactitud, aunque no haya tenido en él sus orígenes, fue sin duda reforzada por el tipo tradicional de enseñanza… que no se orientaba hacia la formación del juicio sino hacia la acumulación de conocimiento, y en el que el espíritu de precisión, profundidad, penetración, madurez crítica y estética, era (y aún lo es) sacrificado a la adquisición de un aprendizaje enciclopédico“.

– “En casi toda América Latina hay buena gente, buena tierra y buenos recursos ¿Por qué, como es el caso actualmente , no se les utiliza para producir condiciones materiales de vida más altas para todas las clases de individuos?

– “Los hechos indican que ni en el pasado ni en el presente, los pensadores han considerado la tecnología como un valor que debería adoptarse con firmeza y convertirse en núcleo central de la cultura hispánica

– “Los pensadores sostuvieron durante mucho tiempo la idea de que el ocio enoblece y el trabajo, especialmente el trabajo técnico es degradante. Probablemente esta actitud psicológica hacia la producción explica mejor que ningún otro factor el motivo por el cual los países latinoamericanos, en diferentes grados, están atrasados en términos materiales“.

Ahora bien -y para finalizar- he aquí la lista de los personajes más influyentes  en los últimos 200 años en América Latina (Quiz: Encuentre un científico, tecnólogo o como le quiera llamar, en la lista)

1. Simón Bolivar

2. Fidel Castro

3. Ernesto Che Guevara

4. José Martí

5. José de San Martín

6. Benito Juárez

7. Jorge Luis Borges

8. Gabriel García Márquez

9. Emiliano Zapata

10. Andrés Bello

No dudo del valor de los literatos, pero creo su impacto en el desarrollo  -repito, el en desarrollo- de AL está sobrevalorado.

Anuncios

3 Respuestas a “Los Intelectuales Latinoamericanos y el desprecio por la Ciencia

  1. Comentario de Miguel González

    No hay muchos científicos latinoamericanos que nombrar entre los más importantes del mundo. Tal vez por eso no había opción para seleccionar alguno con certeza.

    Anexo una dirección en donde se mencionan, en cambio, algunos inventores latinoamericanos, a los cuales deberíamos dar su propio y amplio reconocimiento quienes vivimos en esta región del mundo: http://www.aeromental.com/2007/03/23/grandes-inventos-y-logros-cientificos-realizados-por-latinoamericanos/

    Además, en una nota sobre el tema (cuyo link también se agrega) se dice lo siguiente:
    “Los latinoamericanos son conocidos en el mundo por ser apasionados, bailar salsa o merengue, preparar comidas muy condimentadas para el gusto anglosajón y por supuesto, por la pobreza impuesta a la fuerza, pero, qué se sabe de los hermanos que han aportado a la investigación científica” (http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?37624).

    Saludos.

    Gracias por la recepción de este mensaje.

    Por favor, visita mi blog (actualizado a 2009): http://mgmundoposible.blogspot.com/

  2. considero muy pobre la opinion de nuestros intelectuales les aseguro que debieros haber sido influidos por opiniones extranjeras ya que por el estatus sacial que vivian convivian con gente cache que regularmente meten la naris donde pueden….

  3. Pienso que es cierto que la preocupación por la tecnología no ha sido prioritaria, no obstante, la implicación es que por este hecho, el efecto de la producción intelectual no ha sido la potenciación del desarrollo. Pero realmente, otros temas que debieran haber tenido ese efecto, si han sido ampliamente tratados.

    En la lista, por ejemplo, no entró Faustino Sarmiento lo cual demuestra una tendencia a no considerar el tema de la civilización como aporte fundamental, tampoco entra Simón Rodríguez que en su momento sí trato el tema de la tecnología dentro de sus charlas sobre educación. Quizás lo que habría que revisar también es el canon y no solo la producción intelectual. Por ejemplo Gonzalez Prada está estigmatizado por su posición política, pero con extender el alcance de su ensayo ‘el intelectual y el obrero’ podría contrarestarse la actitud frente al trabajo técnico, sometiendo desde luego, sus ideas a una discusión crítica.

    Esto no quiere decir que no debería aumentar la preocupación intelectual por la ciencia, yo mencionaría a Bunge, pero el tiene un alcance muy corto. Lo que quiero decir, es que sí que hay algunos escritos con muy poco alcance y es principalmente eso lo que agrava el problema que expones en el artículo.

    Un saludo.

    Los invito a mi blog: http://www.urbe18.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s