Boogie y Proceso


Debo señalar que nivel personal hubieron tres medios impresos en México que me llevaron a interesarme en la política y posteriormente estudiar Ciencia Política: Siglo XXI de Guadalajara (mientras existió), La Jornada (antes de convertirse casi únicamente en órgano de difusión del EZLN y de la izquierda con ideas del priísmo de los años 70’s – olvidándose de la información y la  (auto) crítica-) y sobre todo el Semanario Proceso.

Todavía hasta hace algunos años, Proceso se leía de atrás hacia adelante, pues en su última página aparecía Boogie “El Aceitoso”, personaje creado por Roberto Fontanarrosa. Boggie es un mercenario, excombatiente de Vietnam, machista extremo y con prácticamente un odio total hacia la vida. Boogie tiene una filosofía siniestra y a la vez sarcástica, no tiene respeto por la vida a menos que ésta le dé la oportunidad de golpear o matar a alguien. Le agrada el sufrimiento y sólo sonríe cuando alguien lo padece. Boogie hace una surrealista apología de la violencia que sin embargo hace reir. (Ya hay una película)

Boggie dejó de ser publicado en Proceso, y tiempo después su director fundador Julio Scherer dejó la revista. No hay duda que dicho semanario fue una trinchera que, a su modo, contribuyó en el proceso de democratización del país. Cuando casi no habían medios críticos y la censura era verdaderamente aplicada, Proceso era ese espacio en dónde los lectores podían encontrar literalmente la verdad que el oficialismo escondía. Pero su éxito fué también su derrota. Llegado el proceso de democratización en los años noventa del siglo XX, llegaron tiempos de cambio, nuevos semanarios políticos aparecieron y saturaron el mercado. Hablar de política se puso de moda como nunca en México y Don Julio Scherer dejó la dirección de Proceso.  Hace años que no compro Proceso, quizá exagero, pero olvidaron la crítica por el ataque sin fundamento y dejaron de buscar la verdad por el chisme.  En sus páginas apenas sobreviven algunos textos a tomarse en serio, pero se pierden en su pequeño mar falto de la seriedad que la caracterizo años atrás. Pero así es la vida, nada es para siempre.

Anuncios

Una respuesta a “Boogie y Proceso

  1. ah que mi boogie tan misogino!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s