Estudiar un Doctorado en Ciencia Política (I)


Se opta por estudiar un Doctorado por diversas razones, pero obviamente todas pasan por el filtro de la vocación personal por la ciencia. Muchos optan sólo por tener el título, incluso son buenos estudiantes, pero su aportación a la disciplina es inexistente porque no lo desean; deciden cursarlo por el simple hecho de querer tener mejores oportunidades laborales pero no en el ámbito de la academia. Esta es una cuestión en la que no me inmiscuiré.

Entonces, iniciaré por señalar los pros y los contras, las razones, las dificultades y las ventajas de estudiar un Doctorado en Ciencia Política, en México, o lo que es lo mismo, sin salir del país, por lo que podría ampliarse a otros casos en América Latina. En una segunda oportunidad hablaré de lo mismo pero en otros países.

Sobra decir que estas opiniones se dirigen a aquellos que quieren estudiar un Doctorado o lo están por iniciar, y no a aquellos que ya lo hicieron, que seguro algo más podrán aportar.

1. Un Doctorado supone el deseo de aportar algo a la disciplina por la que uno ha optado. Aportar algo en términos estrictamente científicos y académicos, no discursivos. Por ello es importante contar con un buen proyecto de investigación, no necesariamente avanzado, sino tener claro que se quiere estudiar: área, región, casos, periodos, teorías, etc. Actualmente la ciencia premia la especialización, así que es conveniente quizá no alejarse mucho de los temas y perspectivas teóricas que se han trabajado en la Licenciatura y/o en la Maestría.

2. En el caso de México, casi todos los Doctorados exigen contar con el grado de Maestría, en otros países no es así. Por lo mismo alargan el periodo de estudios, e incluso otorgan el grado de Maestro al primer año. No obstante, al menos en la academia mexicana, debe señalarse que no es lo mismo superar un primer año de un Doctorado en el extranjero y por ello obtener un documento que te asigna el grado de Maestro, a estudiar una Maestría en México dónde para obtener el título, debes estudiar dos años, presentar una tesis (no una tesina ni un reporte de investigación) y defenderla.

Sea como sea, es conveniente que, antes de optar por estudiar el Doctorado, hacer una Maestría, aún si ésta no es requisito para ingresar. La Maestría ubica al profesional, le hace ver si lo suyo es la investigación o la vida práctica. Lo especializa en un área, aunque eso de especializarlo es discutible, pues muchos se asumen como especialistas solo por haber estudiado una materia en x cosa. Pero lo importante es que la Maestría confirma o no la vocación por la vida académica y de investigación, que es lo que hace un Doctorado.

3. Estudiar en tu propio país, a pesar de lo que se pueda creer, te da ciertas ventajas competitivas, pero… todo depende. En México y en otros países de América Latina es casi indispensable contar con el apoyo de un profesor consolidado, no sólo para que te siga en los estudios, sino para que te ayude a insertarte en proyectos de investigación y en el futuro, apoyarte para ingresar a una plaza académica. Quienes optan por quedarse en su propio país, tienen la ventaja del hermano de la ‘parábola del hijo pródigo’. Éste último pudo haberse ido y que a su regreso su familia le haga fiesta, pero el que se queda, tiene todo a su disposición, y esa es una ventaja muy grande.

4. Aunado a lo anterior, en México es muy raro ver convocatorias a concursos de oposición realmente abiertas. Esa es la ventaja de quedarse en el país.  Regularmente quien estudia un Doctorado en México, se empieza a insertar a la Universidad como profesor de asignatura gracias a sus relaciones que mantiene o por el cobijo de un profesor consolidado. Apenas termina el Doctorado, y si sus relaciones siguen siendo buenas dentro de la Universidad, le aumentan las horas clase como profesor de asignatura, y luego si la oportunidad se presenta, si los profesores del área lo desean y existe presupuesto, se abre “su” concurso de oposición abierto:  con las especificidades que se acerquen lo más posible al perfil del candidato prácticamente ya designado. En algunos casos, los concurso son vergonzosamente específicos, que obvio, nadie más puede competir (“El candidato debe presentar un proyecto sobre las políticas de desarrollo al agro mexicano en el municipio de Zintancuaro en el periodo….“). Esa es una ventaja, nos guste o no.

5. ¿Dónde estudiar Ciencia Política? Esa es una cuestión que implica dos cuestiones. El lugar y el enfoque que se tenga sobre la disciplina. Al menos en México, persiste la escuela de las Ciencias Políticas, es decir, la Ciencia Política al plural. Mientras que la Ciencia Política al singular, aquella más identificada con el comparative politcs de las universidades anglosajonas solo es enseñada en algunas universidades, por lo general, privadas o de élite.

6. México padece y sufre una tendencia al centralismo que se refleja en sus programas académicos de alto nivel, sobre todo en las Ciencias Sociales. De allí que la mayoría de los “buenos” doctorados se concentren en la Ciudad de México. ¿Cuáles son las ventajas? La interrelación con los profesores con amplia trayectoria en la disciplina, el acceso a bibliotecas en diversos centros, una amplia oferta de seminarios, conferencias, simposios, etc.

Pero también existen ciertas desventajas: muchos profesores que imparten a nivel Doctorado -no todos por supuesto- son divas o tienen fuertes tendencias al vedettismo, sienten que por su larga trayectoria ya no tienen mucho que aprender y menos de los alumnos de posgrado. Incluso algunos sólo se dedican a la investigación y desprecian la docencia. Un joven Doctorando debe cuidarse mucho de éstos académicos sobre todo.

El vedettismo, que no es único en México, crea ciertas inercias: algunos alumnos prefieren al académico diva aunque nunca lo siga en su investigación porque al final en su tesis pondrá: tutor XXX y eso en el curriculum se ve bonito. Pero ello no significa que el doctorando haya tendido un buen seguimiento durante su formación.   Pero lo mismo sucede en otros estados de la república, dónde quizá el vedettismo es exponencial, dado que los académicos divas se sienten los únicos portadores de la verdad de la disciplina en su Estado, y eso es peor. No obstante, si el doctorando es bueno, puede muy bien suplir esa desventaja con sus propias capacidades.

Ahora bien, ¿dónde?:

7. Primero habrá que señalar que casi todos los Doctorados existentes en Ciencia Política en México, la conciben al plural. Si es una ventaja o no, es muy discutible.  Lo que si es un hecho y hay que decirlo, con ciertas excepciones, la Ciencia Política que se hace en México dialoga poco o nada con aquella que se produce en América Latina, ya no digamos con la del mundo.

No quiero decir que no lo haga, lo que afirmo es que dado el tamaño del país, las capacidades institucionales con las que cuenta y dado e número de alumnos en el área, es magra su inserción en los  debates y cuestiones politológicas internacionales. Y ello deriva propiamente de esa concepción de Ciencia Política al plural, pues se mantiene la fragmentación al interior de la disiciplina. Muchos confunde esta insana fragmentación con pluralidad, lo que mantiene a los politólogos sin ponerse de acuerdo. Incluso, ya lo he señalado en otro post: no existe una asociación de ciencia política en México, y eso es reflejo de la fragmentación.

8. La oferta es muy conocida, y recomiendo observar el Padrón Nacional de Posgrados del Conacyt, de preferencia aquellos que tienen calificaciones más altas: consolidados y de competencia internacional. Solo menciono algunos casos:

En la UNAM, se ofrece un programa de Doctorado en Ciencias Políticas y Sociales con cinco orientaciones, una de ellas en Ciencia Política.  En la FLACSO México, se ofrece un Doctorado en Ciencias Sociales, con dos orientaciones, una de ellas en Ciencia Política. Estos son los dos Doctorados con mayor prestigio y tradición en el país. Pero es necesario señalar, que dada la libertad de cátedra, es posible que un alumno encuentre a un buen profesor en Teoría Política, por mencionar, que efectivamente en su clase dé Teoría Política, pero por desgracia, también puede encontrar un profesor que les haga creer que la Teoría Política sólo es Weber (sociólogo), o Luhmann (otro sociólogo), o los haga estudiar sólo a autores franceses, los cuales hacen una ciencia política pensando que el mundo gira a su alrededor, auto-citándose e ignorando la que se hace en otros países. U otras situaciones por el estilo.

La UAM ofrece una amplia variedad de Doctorados, ninguno en ciencia política en específico, pero con la posibilidad de optar por materias que especialicen en la disciplina: un Doctorado en Ciencias Sociales en Xochimilco, otro en Iztapalapa y uno reciente en Cuajimalpa; así tambiénla Universidad Iberoamericana ofrece uno similar al de la UNAM. El Colegio de México, institución de la cual son varios opinólogos de la política en los medios,  no cuenta con un Doctorado en el área, apenas con una Maestría de reciente creación, lo más parecido es su Doctorado en Sociología, dónde el alumno puede optar por algunas materias politológicas, es decir, forma sociólogos políticos y no necesariamente politólogos. Empero, la formación allí como se sabe, es de alto nivel y ampliamente reconocida.

9. Fuera de la Ciudad de México está la Universidad de Guadalajara, con un Doctorado en Ciencias Sociales con un enfoque más antropológico que sociológico, e incluso dónde la ciencia política casi no aparece. Luego están todos aquellos Doctorados en Ciencias Sociales de la Red de Colegios que si bien son de buena calidad, refuerzan el centralismo de los estudios al obligar prácticamente al doctorando a especializarse en la región. No es que todos lo hagan, pero no existe el espíritu de competitividad para analizar los problemas nacionales e internacionales que se respira en la Ciudad de México. Por supuesto que hay investigadores y doctorandos que tratan de hacerlo, pero se enfrentan a muchas dificultades institucionales que premian esa especialización en la región.

Pongamos un ejemplo: en la Universidad de California o en Stanford, es posible encontrar a muchos estudiosos de la política norteamericana e internacional y no tienen que estar en Washington; en México, si se quiere saber de alguien que estudie política nacional o internacional casi siempre sólo se busca en la Ciudad de México y muy, muy rara vez fuera de ella. Esta práctica la mantienen obviamente a su conveniencia quienes están en los centros universitarios capitalinos, pero se refuerza por las tendencias regionalistas que imperan en las universidades estatales.

10. Por último, la Ciencia Política está de moda. Y de ello se han dado cuenta las universidades privadas con poca vocación a la alta investigación, de allí que para suplir la falta de investigadores en sus centros, estén absorbiendo naturalmente a los buenos profesores de las universidades públicas y creando programas de Doctorado en la disciplina. Lo sano de esta tendencia es que la competencia deberá llevar a impulsar amplias reformas en los planes de estudio en las universidades públicas y privadas, a bajarle los humos a las divas de la academia en los centros públicos y a ampliar la oferta en favor de la disciplina.

Un artículo interesante de The Economist: Porqué a veces estudiar un Doctorado es una Pérdida de Tiempo. Las afirmaciones del autor se aplican a países desarrollados, y dónde la oferta laboral es muy diferente. Así que tómese con precauciones.

(este post se actualizará próximamente)

Anuncios

8 Respuestas a “Estudiar un Doctorado en Ciencia Política (I)

  1. Me parece muy bueno el articulo, la primera y la segunda parte, ya que soy licenciado en derecho, con el animo de continuar mis estudios en Ciencia Política, y andaba valorando la opción del doctorado directo, pero creo que para mi la maestría, primero, será un mejor comienzo, con pasos más firmes.

    Saludos

  2. Verónica Correa

    Me parece bien tu artículo, pero creo que te hace falta documentarte mejor sobre los programas de doctorado. La UAM sí tiene un programa en ciencia política (Procesos Político) que está dentro del Posgrado en Estudios Sociales. Por otra parte, dejas de lado algunas otras instituciones como son los posgrados en Políticas Públicas del CIDE. La percepción entre ciencia y ciencias políticas está un poco desvirtuada.

  3. Me parece útil tu artículo. Si lo mío es la vida práctica y estudiar ciencia política (singular), entonces debo asegurarme que su enfoque sea en comparative politics para centrarme sólo en esta ciencia y no en un conjunto. Me pregunto qué programas de escuelas públicas y/o a distancia están disponibles en México; o cómo distinguir un programa con enfoque en comparative politics de otro con enfoque en ciencias políticas al plural.
    Saludos cordiales,

    • Desafortunadamente en México son pocos politólogos especializados realmente en política comparada, la mayoría están en el CIDE, en el ITAM y algunos en la UAM. Pero no existe un programa de Doctorado en específico en el país de Política Comparada. Te recomiendo que observes la currícula. La Política Comparada es un conjunto de métodos y técnicas, no la mera comparación de países como a veces se cree. Suerte. Saludos

      • JOSE MARTINEZ

        Gracias por la orientación. Haré mi búsqueda en maestrías que se centren en promover primordialmente la vida práctica y no la académica de la ciencia política ; de hecho estoy abierto al estudio de la ciencia política en cursos sin grado académico. Apreciaría cualquier información. Saludos

  4. Hola, muy bueno tu artículo, sabrás de algún programa que esté a distancia de algunas de las universidades que mencionas o de algún colegio? GRACIAS

  5. Pingback: ¿Hacia dónde va la Ciencia Política latinoamericana? Temas de estudio y enfoques teórico-metodológicos de la investigación producida en América Latina |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s