Destacado

Cuando Giovanni Sartori «criticó» a Hannah Arendt

Extracto de una carta de Mary McCarthy a Hannah Arendt

23 de junio de 1958

Piazza de`Saltarelli 1, Firenze,

Queridísima Hannah

[…] Conocí a un joven profesor de la Universidad de Florencia que conoce bien tu obra y querría conversar contigo, en parte para decirte que no está de acuerdo contigo y en parte para decirte que te admira. Hablamos mucho de ti el sábado pasado. Uno de los puntos de desacuerdo es que él piensa que totalitarismo no se debería usar como sustantivo (no se refiere a una cuestión de estilo), sino únicamente como adjetivo, «totalitario». Porque, afirma, las opiniones no son coincidentes acerca del significado de esa palabra y cita para respaldar su opinión una antología de trabajos sobre el totalitarismo publicada por Carl Friederich el año pasado, en la que, según él, todos los colaboradores empleaban el mismo sustantivo para hablar de cosas diferentes.

Si vienes, te agradará conocerlo, es brillante y bastante insolente. Ha publicado un libro sobre la democracia […] «

Mary McCarthy fue, por años y hasta su muerte, una de las mejores amigas de Hannah Arendt. Cuando le envió esta carta a Arendt, McCarthy pasaba unos meses en Florencia escribiendo The Stones of Florence, obra que se publicaría un año después, en 1959. Giovanni Sartori había publicado en 1957, apenas un año antes de conocer a McCarthy, Democrazia e definizioni (Bologna, Il Mulino, 1957), en cuyo capítulo tercero «Democrazia, totalitarismo e autocracia», analiza los regímenes no democráticos. En 1956, Carl Friederich había publicado junto a Zbigniew K. Brzezinski la compilación Totalitarian Dictatorship and Autocracy, que es la obra de la cual hablaba y que McCarthy citó.

Sartori había revisado la obra de Arendt, Los Orígenes del Totalitarismo (1951) pero en su obra sobre la democracia solo se limitó a señalar:

«Han sido los llamados a las soluciones dictatoriales que han requerido la atención de los estudiosos sobre esta realidad del demos moderno. Por lo tanto, la literatura referida está principalmente contenida en los estudios sobre los regímenes totalitarios; ó en las investigaciones sobre el sentido de soledad y su correlativo «miedo a la libertad» del hombre de hoy». Hannah Arendt, en Los Orígenes del Totalitarismo, no obstante siendo una obra muy desequilibrada, es representativa del primer tipo de análisis. Aunque la investigación más documentada, no obstante altamente técnica y de complicada lectura es La Personalidad Autoritaria, de T.W. Adorno. (Sartori, 1957: 19, n.)

Sartori no volverá a citar Los orígenes..., pero si citará los subsecuentes artículos de Arendt, sobre todo en Democratic Theory de 1962. Al parecer nunca conoció personalmente a Hannah Arendt. Ni hay respuesta de esa carta.