Ignorancia, Temores y Verdades


(La intención de este blog era, y es, solo poner algunas de mis descabelladas y quiza no compartidas ideas y ocurrencias sobre la Ciencia Política, pero la situación actual obliga a no dejar de pensar lo que sucede hoy con la pandemia del virus H1N1)

mexico-flu-activityLa ignorancia. Es preocupante, por decir lo menos, leer los diarios (n0 sólo los Mexicanos) que se refieren al brote de la influenza en México. Pero mas triste son la opiniones que los ciudadanos de otros países se hace de México y de la forma en como creen que se pueden contagiar. (Véase la carta de una mexicana que vive en Argentina al final de este post) Para muestra el video que transcribe los comentarios de dos locutores de radio en EUA, además de enterarnos de la expulsión de  Jay Severin en Boston por sus comentarios racistas sobre el “peligro” que representan los mexicanos como portadores del virus de la influenza. En El Pais de España, se habla se habla de 116 del número de casos sospechosos. Algunos de ellos que viajaron del Distrito Federal. Pero la mayoría, el grueso de esos sospechosos, han regresado de Cancún. ¿Cómo es posible que sean sospechosos si en todo el sur de México, en específico en toda la penísula de Yucatán no se haya presentado ningun caso? (El temor ha hecho que precisamente en Google Trends, la gente haga busquedas desde esa zona, y ahora aparece que allí hay casos. Todavía hace dos días, ello no aperecía)

México es 5 veces más grande que Italia, y casi el doble de España. Y los medios de comunicación terrestre no son tan eficientes como en Europa. Es decir, que en Italia o en España, es éstos países es más fácil en términos de transporte que una persona viaje del Norte al Sur, o del Centro al Este, que un mexicano que vive en el DF viaje a la penísula de Yucatán. Ya no digamos, ir de Los Cabos (en el norte) hasta Cancún o Chiapas (el sur) es casi la misma distancia -o más- que hay entre Madrid y Berlín.  ¿Que quiero decir con esto? Que si el virus viaja por contagio de persona a persona, los temores sobre todos aquellos que regresan de México deben ser valorados de acuerdo al lugar en específico de donde estuvieron.

Ahora, muchos regresan con gripe y cansancio. Cancún es un centro turistico, y precisamente los jóvenes que van alla van a divertirse, tomar el sol, emborracharse y no dumermen. Solo quien no ha tomado unas vacaciones largas y de mucho desenfreno, no sabe que cuando se regresa a casa, el cansancio aparece, y claro, el cuerpo cobra esas facturas. Y si se regresa de un lugar cálido, y se toma un avión dónde siempre esta aire acondicionado con un frio,  y 9 horas de viaje dentro, claro que llegar a España, Francia o Alemania, donde hay otro clima, puede causar gripe. Por eso muchos de los que regresan de vacaciones tienen síntomas.  Ojo: los casos serios son aquellos que precisamente estuvieron varios dias en el D.F. Que afortunadamente todavía son pocos.

Y no falta aquel que en medio de la crisis, no tiene la decencia de guardarse sus viscerales comentarios contra el gobierno para otra ocasión. Sergio Aguayo, en su articulo Vivir en México, donde cuenta como lamentablemente vivió un hecho de delincuencia, no pierde la oportunidad para decir que el actual presidente de México tiene serias deficiencias estratégica para gobernar, y que su lucha contra el narcotráfico ha sido dudosa en su efectividad. Es cierto ¿Pero este es el momento justo para hacer ese tipo de críticas que preciso ahora no vienen al caso? Y bueno, no vale la pena hablar de todas las teorías de la conspiración que aparecen por doquier. Dignos de un guión catastrofista de Hollywood.

En La Nación de Argentina se ven casos similares, lo interesante de alli es leer las opiniones de la gente: “¿Que espera el Gobierno para cerrar las fronteras?” se preguntan algunos. En otros diarios se reproduce cómo los mexicanos han sido estigmatizados cuando van de regreso a su país tan solo presentando el pasaporte. En Colombia un diario señala que la COMEBOL analiza que los mexicanos jueguen entre si.  ¿Es que ya el simple hecho de ser mexicano los hace portadores de un virus?. En Italia, se han tomado las cosas relativa calma aunque existe la precupación, y ello se puede ver en las notas de La Repubblica, que reporta casos sospechoso, todos provenientes de EUA.   El subsecretario de la salud Ferruccio Fazzio ha señalado que todo aquel que regrese de México será puesto al menos 10 dias en observación sin salir de casa. Francia ha pedido a la Unión Europea cancelar los viajes desde México.¿Y que pasa con los de EUA? Allá también hay casos, de hecho, fué en EUA donde empezó todo, hay muchos vuelos desde ese país a Europa, y la preocupación no es la misma.

A pesar de que el tipo de cambio Euro-Dolar no los favorece, las ciudades europeas más turisticas están llenas de muchos  estadounideses. Es decir, quiza debería  preocupar de donde vienen los turistas estadounidenses -si de California o New York -u otros lugares donde se han presentado casos- que llegan a Paris o en Roma, que un mexicano que vuela de regreso a México.

Pero los mexicanos tambien son (somos) racistas: ya no digamos el racismo que culturalmente se ha internizado en nuestras costumbres y que mucho se esfuerzan en ignorar.  Pero muchos escudan su racismo, son los Radical Chic: van a ver a los indígenas como si fuesen a un zoologico, se indignan de su pobreza, toman fotos, compran sus muñecas de la comandanta Ramona, su pasamontañas de Marcos, y si pueden se toman una foto junto a él, dan unas monedas, gritan consignas contra el gobierno, y  regresan a su lugar de origen con el mismo sentimiento que tienen los musulmanes que van a la Meca.

Pero hay otro racismo que parecía empezara a quedar sepultado, contra los que son originarios del D.F. En estos momentos de crisis, empiezan a ser rechazados en Acapulco y en otros centros turisticos del país, sólo por ser de alla. Es decir, al ya patetico racismo interno que aqueja al país, a pesar del supuesto orgullo indigena que corre por las venas, ahora brota de nuevo el miedo al otro por su lugar de origen. 

Temores. El caso en México puede ser más grave de lo que dicen los diarios, pero no se sabe ni se sabrá quizá por el sistema sanitario, la distribución demográfica y las costumbres mexicanas.

Gran parte de la infraestructura del sistema sanitario público atiende regularmente sólo a quienes tienen trabajo. Los hospitales del IMSS para quienes trabajan en el sector privado, los hospitales del ISSSTE para quienes trabajan en el sector público. El resto, se atiende en las clínicas locales, de los gobiernos estatales y municipales, que no todos gozan de buena reputación porque no tienen toda la infraestructura de los hospitales federales. Sólo una mínima parte, los más privilegiados -muchos por herencia, pocos por sus méritos- se atienden en el sector privado. Con médicos que trabajan en la mañana en los hospitales públicos y atienden en las tardes en los privados. Pero en México, en las zonas pobres no hay clínicas. ¿Quien va a atender a todas aquellas zonas indígenas donde solo hay uno o dos medicos que van una vez a la semana? ¿Entraran en las estadísticas? Si en el DF ya no hay cubrebocas ¿Que decir de todas las zonas perifericas donde ni siquiera hay farmacias?

Muchos se preguntan porque en México hay mas muertos que EUA, una respuesta que seguro muchos compartirían es que: los mexicanos tienden a automedicarse y van al médico sólo cuando la enfermedad ya es muy grave. Es cultural, casi todos lo hacen. Y ello se refuerza por la mercadotecnia de las empresas farmaceuticas. La publicidad de medicamentos de todo tipo en la TV compite con la publicidad de las bebidas gaseosas o de las grandes tiendas.  Además, muchos mexicanos se sienten machos (o machas) y sienten que “una gripita” no debe asustarlos. Bastaría ver en Facebook cuantos no han puesto que “a mi la influenza no me hace nada”, o “Yo no me quedo en casa”, o todas la noticias de quienes se indignaron porque cerraran bares y restaurantes en la Ciudad de México.

Habrá que recordar que el Gobierno Mexicano lanzo la alerta solo cuando un diario, El Reforma, el 23 de abril publicó en primera plana que se sospechaba de personas infectadas por una nuevo virus de la influenza. ¿Que hubiera sucedido si el diario no hubiese puesto en alerta al gobierno? ¿Cuantos dias mas hubieran pasado antes de tomar las medidas que hoy conocemos? Un virus de ésta naturaleza no nace de un dia a otro, se sabe que ya desde febrero podría haber empezado a contagiarse ¿Que decir de todos los mexicanos y turistas que han ido y venido por alli y por alla?

Las únicas verdades seguras, es que tarde o temprano esta emergencia pasará, y que habrá que confiar, nos guste o no, del estado actual de la ciencia médica. Ojala las previsiones de una pandemia inminente no se cumplan dadas las precauciones.

Carta enviada a El Universal

Señor Director, Soy ciudadana mexicana que radica en Buenos Aires con motivo de mis estudios de posgrado y he podido constatar, con mucha tristeza, como se discrimina hoy, por el brote de influenza, a la comunidad mexicana. Sorprendida también por la reacción unilteral y visceral del gobierno argentino de cerrar el tráfico aéreo entre ambas naciones que historicamente nos hemos llamado “hermanas”. Con lagrimas en los ojos he sido víctima de criticas, segregación y terribles comentarios sobre mi México.  Hasta el brote siempre me hicieron sentir en casa, a pesar de la mala imagen generada recientemente por la presunta presencia de narcotraficantes mexicanos. Sin embargo, me duele recordar que cuando este hermoso país sufrió una desgarradora dictadura, México abrió las puertas para los exiliados argentinos que encontraron un segundo hogar. Además, cuando se desató la última gran crisis económica, institucional y social de este país en 2001-2002, nuestro país fue el primero en dar muestras reales, no demagógicas de solidaridad. Hoy en dia, mas de 20 mil ciudadanos argentinos residen en México, contra unos 3 mil mexicanos que vivimos en Argentina, ¿cuándo los hemos hecho sentir menos ante una tragedia internacional? ¿dónde quedó la gran hermandad latinoamericana? Siempre les hemos tendido la mano y hoy lo único que recibimos es una segregación que no tiene razón de ser. Yo se que los que están en México tienen muchas preocupaciones y las vivencias son totalmente diferentes, sin embargo, también está este lado de la historia, los efectos de la influenza no solamente son físicos sino también emocionales y hoy solamente por el hecho de ser mexicana soy enferma y contagiosa. No se vale. Yo esperaba más y mejor disposición ante la peor situación sanitaria que nuestro país ha vivido, espero así sea para que no quede una cicatriz en una nueva generación de mexicanos que siempre vimos en Argentina una nación hermana. Esta carta la escribo para que se escuche uno más de los efectos letales de la enfermedad, hoy somos menos bienvenidos en el mundo solamente por ser mexicanos, un claro ejemplo de falta de cooperación y entendimiento en el que las reglas del egoísmo cierran los canales de la información y abren canales de desinformación y acciones sin razón.

Atentamente C. Giróncgiron22@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s